Salud & Belleza

publicado 2014

Los beneficios de la aromoterapia

La aromaterapia es un arte antiguo que nos aporta el uso terapéutico de aceites extraídos de hojas, flores, tallos y raíces de distintas plantasaroma y árboles. Para extraer los aceites se usa un método de destilación, que consiste en evaporar la esencia de la planta, condensarla y disolver el aceite obtenido en alcohol o solvente.
Los métodos terapéuticos son: inhalación, aromatizadores y humidificadores, masajes, baños de inmersión, duchas, maniluvios, pediluvios, sauna, compresas, vaporizadores de ambientes, popurrí, perfumes, entre otros.  
Ya los egipcios utilizaban aceites esenciales en preparados para baños, masajes, medicinas, y para armonizar templos. Los chinos, los persas, los hindúes y diversas culturas indígenas, también los utilizaban, pero se cree que fueron los griegos y los romanos quienes difundieron por occidente el conocimiento de estos aceites.
La aromaterapia no tiene efectos secundarios, y se los utiliza para el tratamiento de distintas enfermedades como artritis, eccemas, calambres, insomnio, depresión, fatiga y acné.
Se ha comprobado que muchos aceites tienen propiedades antisépticas y por lo tanto se los utiliza para el tratamiento de infecciones, mientras que otros tienen efectos estimulantes y se los usa en tratamientos armonizadores.
Si los aceites esenciales aromáticos son utilizados de manera correcta, pueden ayudar a promover y sustentar la capacidad que posee el cuerpo de mantener una condición estable, equilibrada y balanceada. Los aromas invocan memorias.
 El poder que llega a tener una fragancia al generar una reacción emocional confirma la habilidad que tiene para influenciar o afecta nuestro sistema.

    Nota: Los Aceites Esenciales no deben ser utilizados puros, y no deben ser ingeridos bajo ningún concepto. Las descripciones son únicamente a título informativo, y como complemento y no sustituto de otros tipos de terapia. En caso de duda, consulte siempre al facultativo.